MASAJE AYURVÉDICO ABHYANGA

Masaje Ayurveda_Blog

MASAJE AYURVÉDICO ABHYANGA


EL MASAJE QUE REGENERA CUERPO Y ALMA

 

ORIGEN Y FILOSOFÍA

En Ayurveda, el espíritu (o Consciencia) y el cuerpo (o Materia) no sólo interactúan mutuamente, sino que juntos forman la materia consciente. La nueva física también sostiene esta noción, cuando describe la Consciencia Universal como un océano de energía, inteligente y consciente, que crea el mundo físico que nosotros percibimos a través de los órganos de los sentidos.

         ayur = “vida”, “longevidad”
         veda = “ciencia”, “conocimiento”, “sabiduría”
         ayurveda = “la ciencia de la buena vida”

La filosofía y las prácticas ayurvédicas nos relacionan con nosotros mismos y nos recuerdan que estamos unidos con cada aspecto de la naturaleza, unos con otros, y con el universo entero.

Y no puede haber salud mental sin salud física, ni salud física sin salud mental.

 

PRINCIPIOS Y OBJETIVOS

Ayurveda no es una medicina, sino que es el “conocimiento de la buena vida” o de cómo vivir en armonía con los elementos de la naturaleza. Por ello, el concepto básico no es curar, sino mantener la salud como estado natural del ser humano y de toda la naturaleza. Es una filosofía y un estilo de vida.

Desde la visión ayurvédica, cuando una persona enferma gravemente, no es “por la edad”, ni por unas bacterias o un virus. La edad produce un lógico desgaste, pero tendríamos que llegar a los 100 años con más arrugas, menos actividad exterior, mucha más interiorización y comprensión, y morir suavemente, casi por decisión propia, como lo hacían en las culturas antiguas más conectadas con la naturaleza.

Bacterias y virus y viven continuamente dentro y fuera de nosotros y sólo nos afectan cuando se altera la armonía de los elementos de la naturaleza y entramos en un estado de desequilibrio.

La causa de las pequeñas y grandes enfermedades son las toxinas interiores y exteriores que se acumulan en el organismo, en nuestra continua adaptación al entorno y a las personas que nos rodean, y que bloquean nuestros sistemas vitales.

 

La salud no es un estado, sino un proceso permanente de búsqueda de equilibrio dinámico de todos los factores que componen la vida humana. Todos esos factores están al servicio de la persona para que tenga la fuerza de ser persona autónoma, libre, abierta y creativa en las diferentes situaciones que tenga que afrontar.
La fuerza de ser persona significa la capacidad de acoger a la vida tal como es, con sus posibilidades y su entusiasmo intrínseco, pero también con su finitud y su condición mortal.

Leonardo Boff. Escritor y teólogo brasileño.
Texto de su libro “El cuidado esencial”.

 

La salud física es esencial para poder disfrutar plenamente de lo que la vida nos ofrece, y el cuidado de la salud mental es necesario para poder sentir un estado de plenitud y felicidad.

 

TERAPIAS DEPURATIVAS

Si antes comentamos que la comprensión ayurvédica sostiene que las enfermedades están causadas por una acumulación de toxinas que bloquean nuestros sistemas vitales, lógicamente lo primero es depurar nuestro organismo y regenerar las funciones esenciales. Del mismo modo que nos duchamos, nos lavamos las manos, el cabello, los dientes, etc., también tendríamos que limpiar nuestro cuerpo interno.

Dentro de una amplia gama de tratamientos depurativos, están los masajes. En Ayurveda se habla del masaje como un arte científico del contacto en la superficie del cuerpo con sistemas de manipulación de los músculos, tendones, articulaciones y huesos, así como la estimulación o regulación de puntos marmas (puntos vitales), para dar bienestar, relajación, salud física y mental.

Los masajes ayurvédicos se pueden clasificar por sus diferentes objetivos, como mover, depurar, relajar y nutrir, ya que para ello se utilizan diferentes técnicas y medios.

 

PROPIEDADES

Uno de los medios principales para restablecer el equilibrio individual de los elementos y obtener esta regeneración, es el masaje ayurvédico con aceite, también llamado Abhyanga.

El Abhyanga, tal como se enseña en Pune, ciudad de la India con importantes universidades y clínicas ayurvédicas, está especialmente orientado a la terapia. Su objetivo es mover todo lo que está estancado y obstruye los srotas (canales), tanto en el plano físico como en el energético. Este masaje terapéutico actúa a nivel físico, regulando y estimulando el sistema linfático, el digestivo y el inmunológico; y, a nivel psíquico, relajando la mente y complaciendo a los sentidos.

En este masaje tradicional de la India se utilizan diferentes técnicas para trabajar la musculatura y aceites calientes para dar calor y nutrir los tejidos. Esto libera tensión muscular, restituye la agilidad de las articulaciones rígidas y aumenta la elasticidad de las venas y las arterias. En definitiva, regenera el cuerpo y el alma, y retrasa el envejecimiento. Resulta sumamente DESINTOXICANTE y eficaz para tratar la FATIGA, el INSOMNIO y la DEPRESIÓN.

El Abhyanga terapéutico se basa en la fricción y no en la presión, por lo que no puede causar ningún mal. La fricción crea calor, que proporciona confianza al cuerpo, y un campo electromagnético, que disuelve el bloqueo.

Haris Johari, uno de los grandes maestros indios, fue de los primeros en transmitir muchos aspectos prácticos de esta antigua sabiduría india a Occidente a través de numerosos libros dedicados a diversos temas relacionados con el ayurveda. En una entrevista en Estados Unidos, dijo:

 

[…] lo más importante en el mundo es respirar, lo segundo más importante es depurar, y el masaje es el mejor depurativo. No hay nada mejor que el masaje para disolver las toxinas del cuerpo y reciclar el fluido vital. Al trabajar los músculos, los haces trabajar a ellos. Entonces los fluidos tóxicos son expulsados y dejan espacio para nuevos fluidos llenos de nutrientes. Así es como el masaje elimina las toxinas. Asimismo fortalece el cuerpo, refuerza el sistema inmunológico y calma el ser. 

 

APLICACIÓN

4670

 

El masaje se realiza directamente sobre la piel con aceite caliente. Se utiliza un aceite base (de almendras o sésamo) y aceites esenciales para combinar, dependiendo de las necesidades del paciente. El aceite penetra a través de las capas subdérmicas para limpiar y nutrir los tejidos.

 

 

orquidea-blanca-fucsia     

* Duración del tratamiento: 1 hora

* Precio: 49 €  

 

 

Información del autor

Prabhupati

Sin comentarios

Comments are closed.